¿Cómo despojarnos de la preocupación?

La ansiedad y la preocupación son pensamientos que invaden nuestra mente para obstaculizar nuestro máximo potencial. En realidad es un estado de la mente pues te introduce en varios líos; pero aunque sea gracioso no tienes porque preocuparte por ello pues ahora te mostrare varios puntos que te ayudaran a cultivar una mente saludable, libre de ansiedades.

Es absolutamente imposible degustar la paz si vivimos preocupados. En mi pagina de Facebook “actitud 180” subí hace unos días la frase “Menos preocupación y mas paz es una actitud 180”, lo puedes encontrar ahí si deseas obtener la imagen.

El diccionario define el concepto como: “ocupar el pensamiento, algo que produce temor, ansiedad, entre otras cosas…sentirse turbado…inquieto”. Esto quiere decir que si nosotros repetidas veces alimentamos estos pensamientos nos sentimos literalmente mordidos y cansados.

Pero, ¿Qué podemos hacer?

  1. Primero debes comprender que la vida que posees es mas importante que todas las cosas. Es decir, cuando Dios te entrego el aliento de vida para moverte y disfrutar esa experiencia ella posee un valor primordial ante todas las cosas. Nuestro afán por conseguir cosas quebranta este principio y es ahí cuando viene un problema, pues, la superación no es mala pero si se encuentra en el orden de prioridad primordial erramos en nuestra mente.
  2. ¿Qué logramos con preocuparnos?; Nada.
  3. Toma los días uno por uno. Esto es elemental porque cada día tiene su propio afán, es decir es suficiente equipaje para el ahora, cuando pensamos demasiado en el futuro o cómo resolver todo de una vez viene la preocupación. Por ello, para mantener en estado óptimo nuestra mente, debemos tener una actitud pro-activa que nos lleve a pensar cosas positivas sobre nosotros mismos y nuestra vida. ¡Dile no a la preocupación!

P.D. Acá te dejo mi pagina de facebook para que llenes tu teléfono de mucha motivación.

https://www.facebook.com/Actitud18O/

Fotografía: Creado por Kues1 – Freepik.com

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

7 El primer día de la semana nos reunimos para partir el pan. Como iba a salir al día siguiente, Pablo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *