La F no es mala nota

En mi infancia vi una caricatura que se llama “padrinos mágicos” y mientras observaba cada capítulo me percaté que las ponderaciones de las notas son muy diferentes en Norteamérica que en otros países. Cuando tu rendimiento es pésimo en los estudios tienes una nota F lo cual dice que no te esforzaste lo suficiente. En cambio, en mi país, por ejemplo, significa una nota de “5”. Hoy quiero que visualices algo que se me ocurrió y le di un giro a aquello que para muchos es negativo a algo muy positivo. ¡Aquí vamos!

Hace mucho…

Mi papa tenía un auto muy viejito en el garaje, pero era muy eficiente, un carro fuerte y muy fiel. Era difícil que tuviera algún fallo. Pero el Isuzo de papa siempre marcaba E en el tanque de gasolina, por muchos años tuvo muy poca gasolina, si no me equivoco alrededor de 8 a 10 años siempre lo veía casi en reserva. Cuando estaba pequeño me preguntaba: “¿por qué nadie quiere a Isuzo?”. Los trabajadores de papa también se preguntaban lo mismo. Sin embargo, solo mi viejo sabe y nunca le pregunte. Y no es lo que estás pensando, no era por falta de dinero, creo que de alguna manera era el auto menos reconocido en la familia. Si, había otros que andaban muy llenos de gasolina, pero el pick up “Isuzo” no.

Un día fue otra historia, lo recuerdo como si fue ayer. Mi papa decidió llenar el tanque hasta que llegara a la F, fueron a la gasolinera y vertieron toda la gasolina suficiente para cumplir con la orden encomendada.  Pero sucedió algo inesperado…

Quizás te saque una sonrisa esto, pero el gran Isuzo sufrió un resfrió por tanta bondad. Empezó a fallar y comportarse de una manera extraña. De repente no quería encender y hacia un ruido extraño. Desde ese día volvimos a la rutina de siempre y el carrito se arregló.

Suele suceder…

En la vida sucede algo parecido hay personas que adoptaron una mentalidad negativa por sus circunstancias y se acomodaron a ella, sienten que la pobreza, el desánimo, las circunstancias adversas, el desempleo es algo que deben aceptar porque así es la vida. Si bien es cierto que esas cosas suceden, no debes permitir que las arenas del desierto se incrusten en el corazón. Sin lugar a dudas los planes de Dios son que te encuentres en la F de la vida. Que tu tanque de fe se encuentre siempre lleno. Sin embargo, cuando las cosas empiezan a salir bien escucho comentarios como: “Me está yendo de maravilla en todas las áreas de mi vida, pero tengo miedo que un día se acabe”, “Me siento extraño que todo me esté saliendo tan bien”, “Después que comencé a aplicar principios de actitud 180 y una mentalidad positiva, me siento extraño que mi vida ha cambiado para bien”, “La vida me comenzó a sonreír, pero creo que es pasajero”. Si te sientes identificado, es porque quizás crees de alguna manera que no lo mereces, que no mereces ser bendecido por Dios, no crees que sea posible que te pase a ti. Eso es un indicador que dice que te acostumbraste a que no todo te salga bien y que las circunstancias positivas no le pasan a cualquiera o al menos tú no entras en esa lista.

¡Déjame decirte que la F no es mala nota!

Si las cosas han cambiado para bien y tienes temor de que se arruinen debes pensar en esto: “La manera en que huirá mi miedo es con mi Fe”. Yo sé que es tener miedo te lo garantizo por eso estoy escribiendo sobre ello, porque fue algo que aprendí a superar con la ayuda de Dios. El Señor siempre nos quiere bendecir y debemos aprender a vivir esa vida sin temor. Y no necesariamente me refiero a cosas buenas términos económicos, sino a la felicidad, gozo y alegría que se puede experimentar al caminar en una actitud positiva. Te animo a: ¡llenarte hasta la F por Dios!

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

"El hombre es como la hierba, sus días florecen como la flor del campo:sacudida por el viento,desaparece sin dejar rastro

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *