Dolor

Recuerdo que en una ocasión me apodaron «Park» cuando era pequeño, porque decían que jugaba mucho en el parque. Gracias a Dios nunca me pusieron un apodo feo, que me desgarrara el autoestima, pero se que mas de alguno por ahí le dijeron uno que les lastimo el alma.

Sin embargo, existió un hombre que quizá tuvo el peor nombre. Cuando leemos las escrituras te encontraras con un pequeño fragmento en 1 Cronicas que describe las palabras conmovedoras de alguien que su nombre significa Dolor. Si, esa persona es Jabes. Es probable que durante su juventud sufriera mucho por su nombre y a eso súmale que en los tiempos bíblicos el nombre definía tu destino.

En la oración de Jabes encuentro un sentimiento de desespero, en nuestras palabras podría ser: «Señor yo se que eres poderoso, cambia mi destino», «Yo se que tu puedes cambiar mi vida ordinaria en una extraordinaria», «Se que tu puedes tomar a un muchacho y hacer maravillas con el».

«Y Jabes fue mas ilustre que sus hermanos, y su madre lo llamo Jabes, diciendo: Porque lo di a luz con dolor. Jabes invoco al Dios de Israel, diciendo: Oh, si en verdad me bendijeras, ensancharas mi territorio, y tu mano estuviera conmigo y me guardaras del mal para que no me causara dolor! Y Dios le concedió lo que pidió». 1 Crónicas 4:9-10

Puedes ver el sentimiento con que pidió ser bendecido, cuando encontramos la palabra «en verdad» en el hebreo, es como añadir cinco signos de admiración. Realmente esa oración venia de lo mas profundo de su corazón.

Amigo y amiga, ya no te llamaran mas dolor ni otro apodo por el estilo, ya no te dirán don nadie, solamente debes creer que Dios es accesible por medio de su hijo Jesús. En unos instantes, con un giro de 180 grados el puede cambiar tu historia. ¡Tú naciste para más, en verdad!

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

https://www.youtube.com/watch?v=CL0yUbSS5Eg   En ocasiones mientras tomamos un rumbo, un camino, una nueva aventura, surgen desafíos que se anteponen a nosotros y no

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *