La valija de Mr. Newt Scamander

«¡No son peligrosas!, ¡No son peligrosas!» fueron las palabras de Mr. Newt cuando se encontraba frente a la presidenta de la institución de magia, mientras era arrestado porque le atribuían los últimos acontecimientos que se plasmaban en los periódicos nacionales mientras se movían en el papel mágico.

Una hojita de forma humana con voluntad propia se movía sobre las manos del magizoólogo para rescatarlo del resultado trágico que le esperaba a aquellos que habían cometido una falta grave al mundo de la magia. Y si, logro escapar por la puerta principal sin necesidad de huir por debajo del rotulo verde <EXIT>.

En una de las escenas previas regresando al pasado gracias al botón doble flecha a la izquierda de nuestro reproductor de vídeo podemos visualizar de nuevo una de las partes que me llamo mas la atención de la película.

La valija de Mr. Scamander no pasa de unos 30 cm x 50cm x 20 cm. Sin embargo en el mundo mágico ese es un tema menor. En el momento que al «Nomago» le pasaba el rico chocolate preparado por su amor a primera vista, el cuidador de los animales fantásticos se mete en la valija y llama al otro para que le acompañase. ¡Woah! ahora mientras caminan en aquel mundo imaginario donde todos los animales se encuentran a salvos y bien cuidados por Mr. Newt me hace pensar algo asombroso.

Hay algo muy sencillo pero poderoso que tenemos en nuestras vidas: el amor. El puede ser el mejor bálsamo en medio de una crisis, puede mostrarte las estrellas en un firmamento gris y oscuro. Así como la historia de Abraham viendo las estrellas. Algo tan sencillo puede transportarte a vivir lo que realmente andabas buscando. Es interesante que Dios es amor. El señor lo demuestra de maneras diversas y creativas. Lo cual me hace pensar que si tu tienes amor para los demás tienes una pequeña valija con cosas asombrosas. Si te animas a llevar esa valija a todas partes y le muestras a las personas que el amor de Dios esta sobre todas las cosas, para ellas se volverá un mundo en realidad mágico. ¡No temas demostrar ese amor!

¿Te llamaré Mr. ó Miss…?

Fotografía: Warner Bros.

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

Sin dudas tenemos muchos sueños, buscamos grandes posiciones y queremos ser admirados. No es malo tener un sueño pero el

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *