Desde que nos levantamos

Las decisiones tienen una gran influencia sobre nuestro destino.

Todos los días las tomamos, desde que nos levantamos hasta la hora de dormir. La pregunta importante es ¿Qué quiero en mi vida?, esta pregunta se la hacen millones de personas. Sin embargo solo actúan y no toman conciencia de la posición en que se encuentran. Atesoran demasiado sus experiencias y eso no cambia nada en sus vidas, viven con las decisiones del ayer. La buena noticia es esta: ahora podemos comenzar a revertir nuestro destino y la posición actual que tenemos puede cambiar.

Ésta pregunta ha existido desde el momento que surgió  el humano, si recorremos el pasado encontraremos grandes poblaciones primitivas donde la prioridad era el ser humano en si, el bien común, las comunidades primitivas ya se daba la democracia, la democracia que se anhela en estos días, todas las decisiones giraban al bien de la comunidad. A que quiero llegar con todo esto, las decisiones marcan lo que uno es en el presente y futuro.

Todo está en tú decisión.

Si tú tomas la decisión de ser mejor cada día y yo también, el mundo tiene una mayor probabilidad de cambiar.Cuando Jesús vino a este mundo a mostrarnos el camino de regreso a casa,  el amor del padre, a ser mejores con nuestro prójimo, la igualdad, el servicio, el amor. Todas esas enseñanzas está en nuestra decisión si tomarlas o dejarlas, todo gira alrededor de la decisión que tomemos ¡HOY!.

La decisión marca nuestra vida, día con día, sin ella no existiera nada, ni la tierra misma existiera si Dios no hubiera tomado la decisión de crearla.

La decisión mas grande de tu vida.

El morir para nacer en Cristo es la decisión mas grande. Dejar nuestra vida pecaminosa es un decisión, dejar los vicios, la tristeza, el dolor, la amargura, es nuestra decisión, aceptar a Cristo como tu salvador es una decisión, dejar que nuestra vida este llena de gozo, felicidad, entusiasmo, alegría, es nuestra decisión, que tú te encuentres leyendo este post es una decisión, todo gira alrededor de ella, si todos decidimos actuar como Jesús, aunque nos costara, creo que todo fuera diferente. Muchos dicen: «De qué sirve que  yo cambie si los demás siguen siendo igual», déjame decirle algo. si tú no haces la diferencia, ¿quién la hará?, si tú no demuestras el amor de Dios, ¿quién lo hará?, si tú no decides que el tesoro de tu interior debe darse a conocer, ¿quién lo hará?

Dios anda buscando personas que quieren ser instrumentos de bien. Dios anda buscando personas como tú. 

Fotografia: Creado por Freepik.com

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

Ayer estaba pensando que de alguna manera encontré el efecto del sombrero seleccionador de Harry Potter. Si, en la vida

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *