Sentimientos con suspiros episodio II

He estado investigando la vida de Jesús, cómo actuaba Él, y su manera de pensar, siempre fue muy bueno con los demás a tal grado que dio la vida por  nosotros, pero lo que me llama mas la atención es la forma de hablar y de predicar, siendo alguien muy humilde presentando sus enseñanzas de una manera sencilla.

Después de su muerte los discípulos se dieron la tarea de predicar el evangelio, las  primeras  comunidades que se formaron eran tan unidas que se demostraban el amor de Dios.

Como te comentaba las primeras comunidades después de Jesús son muy distintos a las personas de ahora, hoy las personas son muy solitarias, cada vez se enfría mas el amor en los creyentes. Las acciones de amor han sido parte del pasado para muchos, comentar sobre que es necesario hacer un cambio y demostrar mas el amor de Jesús en algunos sectores es un tema no querido y no deseado. Pero no tiene que ser así, tu como cristiano no debes dejar que esa pasión se apague, que en ti vean la bondad, la misericordia, la felicidad, el gozo de Dios. No seas como esas personas que hablan de su mala situación  y sienten tristeza, suspiran y siguen con su vida, siendo los mismos cada día.

Hace mucho tiempo…

Sabes una vez  fui a un asilo de ancianos y  me acerque a una señora que tenía una gran sonrisa, lo cual me interese en acercarme a ella. Empezamos a platicar de nuestras vidas y me comento de su propia historia con Dios, cuando ya estaba por irme le pregunte: ─¿Por qué tiene una gran sonrisa? y Ella respondió: ─mira hijo nosotros pasamos muchas pruebas y dificultades pero que eso no nos quite la luz que tenemos en nuestro interior.

El enemigo puede robarte tu familia, amigos, empleo, entre otras cosas, pero algo no ha de quitar: la fe en un Dios bueno que nos ama y que al final aquellos  sentimientos de desanimo  se convertirán en un grito de victoria. 

Como hijo de Dios tienes una luz que tienes que demostrar, sé como esta señora, aunque vengan los problemas y dificultades permanece en la fe, no pienses en el problema o tus circunstancias, escasez, no, mira las grandezas de Dios; pero también no me vayas a mal interpretar que no tenemos derecho a tener tristeza o sentirnos débil,  lo que quiero decir es que sigas caminando a pesar de la dificultad. ¡No permitas que los sentimientos con suspiros se apoderen de ti!

Guardar

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

https://www.youtube.com/watch?v=OYYHA3B6Ilo En el trailer de esta película que, fue una adaptación de la novela gráfica desarrollada por Pierre Christin y Jean-Claude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *