El primer golpe de Rocky

La película Rocky nació mucho antes de ser filmada, la historia vislumbro sus primeros golpes cuando el actual famoso actor Sylvester Stallone luchaba por sobrevivir…

En cierto momento, estaba tan desesperado que robó las joyas de su mujer y las vendió. Las cosas se pusieron tan mal que terminó viviendo en la calle durante 3 días, en la estación de autobuses de Nueva York. Incapaz de pagar el alquiler o comprar comida, su punto más bajo llegó cuando quiso vender a su perro a cualquier desconocido que pasara por la tienda de licores. No tenía dinero para seguir alimentándolo, y lo vendió por sólo $ 25.

El cuenta que se fue llorando…

Dos semanas más tarde vio a un combate de boxeo entre Muhammad Ali y Chuck Wepner que le dio la inspiración para escribir el guión de la famosa película: “Rocky”. ¡Escribió el guión en 20 horas! Trató de venderlo y recibió una oferta de $ 125.000 por él.

¡A pesar de la crisis tenía una condición! ¿Acaso la crisis tiene el derecho de subestimarnos? ¿O tal vez es nuestra mayor oportunidad de mostrar quienes somos?

Tenía una condición: Quería protagonizar la película. Deseaba ser el actor principal, el mismísimo Rocky. Sin embargo, la productora dijo: “no”. Ellos querían un actor “de verdad”. Se fue con su guión, y unas semanas más tarde, el estudio le ofreció $ 250.000 por el guión. Él se negó. Incluso le ofrecieron $ 350.000. Su respuesta fue la misma. Él quería estar en esa película. Después de un tiempo, el estudio cedió y le dio $ 35.000 por el guión y le dejaron protagonizar la película.

¡El resultado del primer golpe de Rocky!

¡Fue nominado a mejor actor! La película Rocky sigue siendo  una de las más exitosas de la historia del cine americano ¿Qué crees que compró con sus $ 35,000 dólares? Al perro que vendió. Sí, Stallone quería tanto a su canino que esperó en la tienda de licores durante 3 días al hombre que compró su perro. Y en el tercer día vio al hombre. Sylvester explicó por qué había vendido al perro y le rogó que se lo re-vendiera. El hombre se negó. Stallone le ofreció $ 100. El hombre se negó. Él le ofreció $ 500. La misma respuesta. Sí, también negó incluso $ 1,000. Y, lo creas o no, el actor tuvo que pagar $15,000 dólares por el mismo perro que vendió por sólo $ 25 ¡Y así consiguió su perro de vuelta!

¡Palabras de impacto!

Rocky no fue el resultado de un éxito ya establecido, nació detrás de bambalinas. Surgió justo de la desesperación. Fue el producto del último golpe que dio aquel hombre que, ni siquiera tenía para alimentar a su perro. Si, cuando te lanzas por la vida a emprender surgen retos inimaginables, pero cuando la vida no está de tu lado tu única opción es triunfar, no tienes de otra. El primer golpe del semental italiano se vio en las filas de la pobreza, se reconoció la lucha desde lo lejos del ring. Aquellos que creen que Rocky representa solamente la historia de un joven boxeador están equivocados, porque en realidad un boxeador de la vida llamado Stallone la experimento primero, la vivió primero, la abrazo primero, la actuó primero. El primer golpe de Rocky fue justo ahí donde nadie lo reconoció. Si, justo ahí fue la lucha, en la mente, donde se libran las mayores batallas.  Donde se libra la batalla de ganar o perder.  Vencer o morir. Nunca te canses de emprender porque lo que la gente vera en acción será el resultado de cuanto lo viste en tu imaginación, de cuanto lo soñaste. Si para los demás es una sorpresa sin lugar a dudas para ti será el resultado de dar el primer golpe.

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

Hace unos días mientras subía unas gradas de un centro comercial de mi país cuando de repente me cayo una

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *