Bicicleta fija

En ocasiones sentimos que no avanzamos a pesar de dar lo mejor de nosotros, es tan desalentador, como si golpeáramos una puerta y nunca se abre. Aun perdiendo el aliento y hambrientos del progreso; pero aquel recorrido no parece cambiar, pareciera que no pasamos de lo mismo. ¡Nos subimos en la bicicleta del crecimiento y nunca se movió!

Sé que en ocasiones queremos bajarnos de la bicicleta que nos lleva a la realización de nuestras metas, de lo que anhelamos. A veces queremos que a la fuerza se mueva; pero eso es casi imposible, pues, se encuentra inmóvil. Sin embargo quiero decirte que esa etapa de congelamiento es la única zona segura, porque si decides renunciar podrás seguir tu vida existiendo, pero dejaras de vivir; solamente se vive cuando tienes algo por lo cual luchar y alcanzar. ¡Si, una razón para vivir!

Considero que todos luchamos por una causa, hay un motor que rige nuestra vida. Espero que la causa por la cual vives sea noble, porque entonces permanecer arriba de la bicicleta fija valdrá la pena. ¡Sigue ejercitándote, si es posible hasta que las ruedas de esa bicicleta se conviertan en unas de verdad!

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

https://www.youtube.com/watch?v=OYYHA3B6Ilo En el trailer de esta película que, fue una adaptación de la novela gráfica desarrollada por Pierre Christin y Jean-Claude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *