Una nueva llave para el carcelero

En una ocasión que venía con mi hermana de pasear, al detenernos en frente de la casa me dijo: “Charlie toma mi llave y ve a abrir la puerta”. Entonces, fui y me encontré con la sorpresa que no podía abrir la puerta. En un momento pensé: “¿Será otra llave?”; no era otra llave, era esa. Le dije a mi hermana lo que sucedía y ella solamente se bajó y pudo abrirla. Yo le pregunte: — “¿Hey cómo hiciste?”. — Solamente la abrí—, me dijo sin mucha emoción.

Ese suceso me hizo reflexionar en una historia que se encuentra hechos 16:13-31. Se puede ver uno de los episodios de conversión de una familia y el versículo que ha ayudado a miles de cristianos alrededor del mundo, ¨Cree en el Señor Jesús, y obtendrás la salvación tú y tu familia¨ (v31).

La relación que existe entre mi anécdota y la historia bíblica, es en las llaves. La llave que abre los corazones es Jesucristo, en Él se encuentra todas las respuestas y cuando le recibimos automáticamente lo predicamos al mundo que somos salvos.

A pesar de que no se cuenta mucho sobre la nueva vida del carcelero yo me imagino que sucedieron cosas maravillosas. Al carcelero se le concede una nueva llave para abrir otro tipo de cárceles; ahora que el ya conoció al Señor Jesús, podrá  liberar a otros cautivos de la esclavitud espiritual. El testimonio de él impactara otras vidas; misión que solamente él puede hacer realidad y nadie más, como la anécdota de mi hermana Loren, ella le puso su toque, su propio trabajo para poder abrir la puerta. Analogía que hago  para  enfatizar que nuestra mano y la gracia de Dios, nos da la capacidad de presentar las buenas nuevas de Jesús, lo cual,  abrirá otras celdas oscuras en donde se ocultan muchas personas.

¿Por qué digo ello?, pues, claramente lo vemos en la biblia, las personas que llegaron a los pies de Cristo por la obra de Pablo no fueran las mismas que liberaron los apóstoles. Cada uno hizo la obra según Dios lo predestino.

Jesús no cambia, el que liberta no cambia; pero el lugar a donde lo llevamos y nuestra función si es distinto. Es posible que digas: “Yo he cometido muchos errores y además Él no se interesará en mí, Dios pasa muy ocupado con cosas más importantes, El busca a personas más capacitadas”. Amigo y amiga, Jesús no tiene asistente de llamadas, Él nunca está muy ocupado, tú siempre te encuentras en Su agenda. ¡Por favor ve a donde Él te envíe!

“Y a ti te daré las llaves del reino de los cielos.” Mateo 16:19 (RVR60).

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

https://www.youtube.com/watch?v=OYYHA3B6Ilo En el trailer de esta película que, fue una adaptación de la novela gráfica desarrollada por Pierre Christin y Jean-Claude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *