Tan solo una vez

Ayer mientras almorzaba con mi mama al verla comer y disfrutar de ese momento, me di cuenta cuanto disfrutaba estar ahí, era cálido y me sentía feliz. Ese momento no se volvería a repetir solamente se vive una vez. Tan solo una vez…

Sabes, creo que Jesús disfruto de manera sin igual las cenas, alimentar a multitudes, dormir en la barca, calmar el mar frente a sus amigos, ver como un hombre tenía más fe que todo Israel, cuando se subió Nicodemo al árbol, cuando los peces fueron atrapados, cuando lo ayudo José a cargar su cruz, mientras desayuno con Pedro después de resucitar y sin lugar a dudas quizá la más importante; la ultima cena. Tan solo una vez…

No me imagino el gozo que habrá existido en el corazón de Jesús al convivir con su creación. Si, hasta ese momento era lo más cerca que había estado de la humanidad, pues camino junto con ellos. No hay forma de explicar por qué el Señor dejo su trono y vino a entregar su vida, pues el amor es así, no lo puedes explicar solamente lo puedes vivir. Solo lo puedes ver y sentir, porque sencillamente es dar. Si así de simple. Tan solo una vez murió en la cruz por amor. Tan solo una vez…

Por ahí leí que el secreto de la felicidad es amar mas allá de que nos amen. Debemos de amar así como el faro guía al capitán, como si fuese la ultima, pues no sabe si un pequeño error de cálculo toda esa tripulación perecerá en los brazos del mar, amemos como si tan solo una vez tendremos la oportunidad. Si, tan solo una vez…

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

https://www.youtube.com/watch?v=OYYHA3B6Ilo En el trailer de esta película que, fue una adaptación de la novela gráfica desarrollada por Pierre Christin y Jean-Claude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *