El mejor desayuno de la historia

Desde muy pequeño vi a mi papa viajar mucho, constantemente se encontraba en los aeropuertos, ese hombre de negocios, sin lugar a dudas marco mi vida  al cumplir con los tratos que hacíamos antes de cada viaje. Siempre le pedía algo, “tráeme un juego”, “un uniforme de fútbol”, “un juguete”, decía yo.

Recuerdo que cada vez que el entraba por aquella puerta de nuestra casa robusta, la casa del gran árbol, aquel que siempre le hablaba para que siguiera creciendo; salía corriendo a sus brazos y después de charlar un poco de su viaje, muy poco la verdad, le preguntaba: «¿Y mi juego?».

Ese trato difícilmente se rompía, era un compromiso de camaradas, socios, compañeros. En seguida salía corriendo a jugar con mi nuevo obsequio y lo disfrutaba mucho. Ahora que lo pienso, me pregunto cuantas aventuras vivió el viejo para traerme ese regalito, no se si no durmió o quizá cuando estaba libre paso rápidamente buscando; tal vez después de bajar del avión. Pero en mi mente de niño solo permanecía el pensamiento que el cumpliría con aquel pacto de amistad.

En una ocasión me regalo un uniforme oficial de «Rivaldo» y unas tarjetas firmadas por «Roberto Carlos» y «Casillas», en ese tiempo jugaban en  Barcelona y Real Madrid. Recuerdo que cada domingo me ponía ese uniforme para ir a jugar pelota con mi papa, a un parque lejos de casa, siempre íbamos cada domingo.

Te cuento otra anécdota, un día lo que recibí fue un traje de Batman, que rápidamente me puse y alce mis brazos y según yo estaba volando, pero mi emoción no llego ahí, salí corriendo, siempre con los brazos en lo alto, hacia la puerta y después directamente al parque de mi residencial a golpear a otro niño pensando que era el «Joker», años después ese niño se convirtió en un gran amigo y una que otra vez me recordaba lo que le había hecho.

De igual manera Dios siempre sale a nuestro encuentro con un detalle para demostrarnos su gran amor  y lo primero que pensamos es: «Señor no soy digno de esto». Cuando revisamos Juan 21 vemos que Jesús al regresar de su viaje, pues se fue a encontrar con su Padre, vino con un detalle, con aquel juguete que quizá Pedro siempre soñó, con aquel momento que pensó que nunca volvería a vivir en la tierra, volver a comer en la mesa del Maestro sería algo muy lejano, cuando partiera al cielo, y a eso añadamos la traición.  Es muy probable que en el interior de Pedro no hubiera dudas que Dios estaría enojado con él. Era tan alto su error, traición, negación pública, no le entra en la mente que el Señor le trajese un pequeño desayuno. El mejor desayuno de la historia.

—¡Es el Señor! —dijo a Pedro el discípulo a quien Jesús amaba.

Tan pronto como Simón Pedro le oyó decir: «Es el Señor», se puso la ropa, pues estaba semidesnudo, y se tiró al agua. 8 Los otros discípulos lo siguieron en la barca, arrastrando la red llena de pescados, pues estaban a escasos cien metros de la orilla. 9 Al desembarcar, vieron unas brasas con un pescado encima, y un pan.

Ese pescado y ese pan  era tal vez especialmente para Pedro, el que necesitaba una demostración de amor como nunca antes, ese era un momento de  socio a socio, compañero a compañero, camarada a camarada, padre a hijo. Era aquel: «No importa lo que hiciste, yo no te he dejado de amar”.

15 Cuando terminaron de desayunar, Jesús le preguntó a Simón Pedro:

—Simón, hijo de Juan, ¿me amas más que éstos?

—Sí, Señor, tú sabes que te quiero —contestó Pedro.

—Apacienta mis corderos —le dijo Jesús.

16 Y volvió a preguntarle:

—Simón, hijo de Juan, ¿me amas?

—Sí, Señor, tú sabes que te quiero.

—Cuida de mis ovejas.

Amad@ hoy quiero decirte que Dios sale a tu encuentro con un gran desayuno de perdón, restauración. No huyas, siéntate a comer con El, puede que lo primero que pienses es en pedir perdón, pero el Señor primero te dice: «Ven come, extraño tu compañía, después nos ponemos a cuenta querido hijo». Hoy te quiero animar a  que recibas su perdón y lo aceptes para que puedas volar con manos extendidas así como yo me creía un «Batman».

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

https://www.youtube.com/watch?v=OYYHA3B6Ilo En el trailer de esta película que, fue una adaptación de la novela gráfica desarrollada por Pierre Christin y Jean-Claude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *