Vuelve 7 veces

» 41 Después Elías dijo a Ahab:

—Vete a comer y beber, porque ya se oye el ruido del aguacero.

42 Ahab se fue a comer y beber. Pero Elías subió a lo alto del monte Carmelo y, arrodillándose en el suelo, se inclinó hasta poner la cara entre las rodillas, 43 dijo a su criado:

—Ve y mira hacia el mar.

Él fue y miró, y luego dijo:

—No hay nada.

Pero Elías le ordenó:

—Vuelve siete veces.

44 La séptima vez el criado dijo:

—¡Allá, subiendo del mar, se ve una nubecita del tamaño de una mano!

Entonces Elías le dijo:

—Ve y dile a Ahab que enganche su carro y se vaya antes que se lo impida la lluvia.» 1 Reyes 18:41-44

Este es uno de los episodios favoritos que tengo, porque creo que nos muestra que, la fe produce ensanchamiento a nuestra mente. Sin lugar a dudas pienso que el profeta se tiro al piso a clamar por un milagro. Primero lo vemos diciendo: “Vete a comer y a beber…” y luego en la siguiente escena se encuentra arrodillado en el suelo; algo me dice que mientras dijo la primera frase en su interior ya se encontraba de rodillas, pues, desde ese instante ya es una expresión descabellada, es decir, se necesita tener Fe para hacer una aseveración de ese tipo. No hay manera de que expandamos nuestro territorio si no decidimos tener Fe.

 No te canses de subir…

Siempre tenemos que estar dispuestos a dejarnos sorprender por Dios, sin importar cuantas veces subamos montañas y dificultades. Creo que cuando en el pasaje bíblico se refiere a siete veces es porque hace  énfasis en dos cosas, primero debemos estar conscientes que en nuestra vida se presentaran muchas montañas que tendremos que vencer con nuestra confianza en la palabra de Dios; la segunda razón es obedecer a la dirección de Él para nosotros.

La obediencia es una acción que no se razona  ni se cuestiona. La victoria de la cual participo el criado de Elias fue porque se lanzo a ver  por encima de sus circunstancias sin importar las veces que fuese necesario. Cuando se refiere a «siete veces”, entendí que Dios nos está demandando subir siempre; no son solo dos, ni tres, ni mil veces, es siempre. Esto aumentara nuestra Fe y no solo eso, sino nos ayudara a cumplir Su voluntad.

Un ejemplo sencillo…

Hace poco me acorde que las Águilas tienen un enemigo letal, el cuervo. Este último se encarga de mantener incomodas a las  Águilas y según los documentales que he visto en ocasiones parece ser más inteligente que ellas. Sin embargo hay una cualidad del Águila que le hace bien merecida el titulo popularmente de, «reina de las aves». Cuando éstas se elevan por los cielos y contemplan el firmamento llega un momento en que los cuervos ya no las pueden alcanzar y lo único que les queda a ellos es descender.

Precisamente eso hizo el criado, se elevo por encima de sus circunstancias, decidió dar una milla extra, si era necesario  una octava  más  el sería el primero en levantar la mano, porque cuando tú enfrentas lo desconocido solo con tu Fe, entonces tú ya sabes que es realmente arriesgarte y seguir adelante creyendo una palabra. Exactamente eso es una expansión de tu territorio por que mientras bajas y subes por el sendero de la vida algo dentro de ti te empuja a seguir esforzándote aunque no veas nada. ¡Vuelve 7 veces!

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

https://www.youtube.com/watch?v=OYYHA3B6Ilo En el trailer de esta película que, fue una adaptación de la novela gráfica desarrollada por Pierre Christin y Jean-Claude

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *