¡La cima te espera!

Recuerdos…

Cuando tenía doce años un amigo muy cercano hizo un comentario respecto a mí  que en aquel entonces pareció motivo de burla, no por la expresión, sino por mi estima. Nunca vi gran potencial en mí. En aquella ocasión  se me acerco y me dijo: «tú hablaras en público”; cuando escuche tal aseveración pensé: “¿yo?, no bromes de esa forma, si yo ni a cinco personas puedo hablarle».

Tu realidad puede cambiar…Si, ¡claro!

Ahora en día que he dado muchas conferencias motivacionales comprendí que el potencial se encuentra escondido dentro de nosotros pero el miedo  quiere hacernos creer muchas mentiras. La primera vez que decidí enfrentarlo, creer que Dios me ayudaría a dar una charla, se cruzaron conmigo muchos pensamientos como:

  1. Que pensaran tus compañeros de ti.
  1. No eres capaz.
  1. Los nervios te traicionaran, se burlaran de ti.
  1. ¿No es suficiente la gran cantidad de errores del pasado?
  1. Los demás no te escucharan.

Gracias a Dios no escuche todas esas voces porque cuando me lance a descubrir ese  nuevo mundo todo se torno diferente en mi vida. Emocionado y sin palabras  me di cuenta que todas esos pensamientos solamente eran producto de mi miedo y que el miedo al final no tuvo la razón.

¿Qué te animarías a hacer si no tuvieras miedo?

Quizás hablarle a una persona, decir un te amo sincero, crear las oportunidades para subir de nivel, atreverte a pensar que a lo mejor en la cima no es así como lo habías imaginado, no es tan terrible y abrumador. Puedo decirte miles de ejemplos y tal vez encuentres una excusa para no lanzarte a lo desconocido; pero algo si es cierto, nada te hará mas feliz que saber que lo hiciste y que esa montaña que está delante de ti es: ¡tuya!

Comentarios desde facebook

Artículos recomendados

La ansiedad y la preocupación son pensamientos que invaden nuestra mente para obstaculizar nuestro máximo potencial. En realidad es un

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *